De Casa (3)


Remedios caseros para la limpieza del hogar

Como es natural, a todos nos gusta que nuestra casa esté siempre limpia y ordenada. No obstante, el agitado ritmo que llevamos a diario entre el trabajo, los hijos, los amigos y demás tareas que debemos hacer pueden acabar por volvernos locos. Es por ello que hoy te traemos algunos trucos y consejos para que puedas mantener un orden en casa y que la tarea de limpiar resulte mucho más sencilla y rápida.

Pero además la limpieza del hogar no tiene por qué suponer un daño habitual para el medio ambiente tal y como suelen hacerlos los productos tradicionales compuestos a base de químicos. De hecho algunos de ellos son hechos con combustibles fósiles que, como ya sabes, son limitados. Es por ello que cada vez son más fabricantes que están recurriendo a detergentes por ejemplo hechos de recursos renovables y sostenibles. Pero además existen otras maneras de hacer la limpieza y respetar el medio ambiente:

-Bicarbonato de sodio: éste es uno de los productos de limpieza naturales más asequibles y eficaces del mercado. Y es que el bicarbonato es capaz de neutralizar los olores y ayuda a deshacerse de la suciedad de la alfombra o la moqueta antes de pasar la aspiradora.

Además es un producto ideal para la limpieza a mano cuando hay que eliminar suciedad o grasa incrustada pues se convierte en un producto abrasivo cuando se disuelve en agua. Es por ello que también puede verterse por el desagüe de forma periódica para evitar que las tuberías se atasquen. En definitiva, el bicarbonato pude usarse para neveras, muebles, placas de cocina, suelos…

-Vinagre: la mayoría de nosotros tenemos siempre vinagre en casa para cocinar, pero debes saber que se trata también de un producto de limpieza natural fantástico. Por ejemplo si pulverizas vinagre mezclado con agua sobre la alfombra, puedes eliminar las manchas más difíciles.

Además puede usarse para limpiar las ventanas. El resultado es magnífico. Para ello solamente tienes que hacer una mezcla en un recipiente con partes iguales de vinagre y agua y luego pasar un paño o periódico por los cristales.

Por otro lado, también puede ayudar a prevenir la formación de moho en el baño, un lugar que se encuentra constantemente expuesto a la humedad. Solamente tienes que rociar las paredes de la ducha y las cortinas con la mezcla. De manera que puedas quedarte tranquilo. Y es que el moho puede resultar fatal para las personas con problemas respiratorios y alergias.

-Sal: la sal de mesa puede ser usada para ayudar a mantener tu hogar limpio y fresco. Por ejemplo, limpiar las sartenes de hierro con sal puede ayudar a eliminar la grasa, pero además es útil para quitar manchas difíciles de la ropa como por ejemplo las de vino.

Como puedes ver, con estos remedios caseros podrás tener tu casa siempre reluciente al mismo tiempo que respetas el medio ambiente. No obstante, si no sabes bien cómo hacerl0 o no tienes tiempo suficiente, debes saber que en nuncamas tenemos la solución perfecta para ti. Solamente tienes que encargar tu tarea en nuestra web y establecer el precio que estás dispuesto a pagar por ella. Nosotros nos ajustaremos a tu presupuesto te enviaremos a una limpiadora a domicilio en el día y hora que tú decidas.




Cuánto cuesta reformar una casa

En la actualidad, debido a la crisis económica, los precios de la vivienda han bajado de manera considerable con respecto a hace algunos años. Pero además, existen casas que requieren de una reforma y que resultan mucho más baratas. Eso sí, antes de comprar este tipo de vivienda, es muy importante que valores los costes ya que puede que al final no te resulte rentable meterte en meses de obras y gastar ese dinero. Es por ello que hoy te traemos algunas orientaciones para que puedas hacerte una idea sobre cuánto cuesta reformar una casa.

Cuánto cuesta reformar una casa

Para empezar, debes tener en cuenta que aunque estés buscando ahorrar, tan malo es gastar demasiado dinero como gastar poco. Reducir los gastos es siempre una buena idea, pero intenta no sacrificar por ello la calidad ya que esto podría acabar perjudicándote y que termines teniendo que hacer otra reforma en pocos años.

Si bien cada proyecto de reforma es diferente, existen muchos factores comunes que suelen coincidir en la mayoría de las viviendas. Eso sí, a lo largo del camino te encontrarás con multitud de factores que influirán en el coste final tales como la calidad de los materiales, las condiciones del lugar, la accesibilidad, la edad de tu hogar, los gustos específicos de diseño, los acabados, la actualización de los sistemas existentes, etc.

-Añadir una habitación pequeña: 240-540 euros por cada metro cuadrado

-Añadir varias habitaciones: 400 euros por metro cuadrado.

-Cocina sencilla: 6000-8.000 euros en total por reemplazar los muebles, las encimeras, el fregadero y el suelo.

-Reforma profunda de la cocina: 8.000-12.000 euros cuando se necesita una reforma más en profundidad que implique colocar todo de nuevo, incluyendo la renovación del techo y el suelo, además de la instalación eléctrica, de fontanería, , ventanas nuevas, electrodomésticos de gama alta, etc.

-Remodelación simple del baño: 3.000-7.500 euros por reemplazar todos los muebles del baño y sanitarios como el inodoro, la ducha, el lavabo, la grifería, pintar la pared, poner un suelo nuevo, etc.

-Remodelación completa del baño: entre 8.000 y 22.000 euros. Se trataría de la misma reforma del baño pero con acabados más lujosos y realizar algunos arreglos en la instalación eléctrica y de fontanería.

-Hacer arreglos en el baño: unos 5.000-10.000 euros aproximadamente. Estamos hablando de revestimientos, añadir ventanas, hacer algunos arreglos de electricidad o fontanería y añadir algunos accesorios básicos de baño. En el caso de que el baño sea más grande y queramos añadir por ejemplo una bañera hidromasaje, hacer un apartado para el inodoro, un armario o apostar por los acabados de gama alta, el precio puede ser de unos 22.000 euros aproximadamente.

-Reformar un sótano: Entre 90 y 300 euros por cada metro cuadrado. Un sótano puede proporcionar un espacio muy agradable y relativamente económico en comparación lo que supone añadir una planta más a la casa. Es posible transformar un sótano casi en cualquier tipo de espacio que se desee. Eso sí, ten en cuenta factores como el espacio, la humedad y la ventilación. El coste de la reforma dependerá, evidentemente, de los arreglos que queramos hacer o elementos que queramos añadir.

-Reformar una buhardilla: de 5.000 a 30.000 euros. Los áticos también pueden proporcionar un espacio muy agradable y barato. Puedes conseguir que el espacio parezca mayor añadiendo algunas ventanas.

-Reformar una terraza: no hay nada como tener una gran terraza para descansar y disfrutar al aire libre. No obstante, son muchos los materiales que puedes elegir, con lo cual el precio puede variar mucho. Procura que los materiales que escojas soporten bien la humedad y el sol.

-Reemplazar las ventanas: 220 euros por unidad. Sustituir las ventanas es una excelente opción para darle a tu casa un aspecto más nuevo. Las ventanas de vinilo resultan ideales para conseguir un estilo más moderno, pero ten en cuenta que también pueden acabar amarilleándose con el sol.

-Reemplazar las puertas: entre 300 y 2.000 euros. Sustituir la puerta de entrada puede mejorar drásticamente tanto el aspecto como el valor de la casa.

-Cambiar las puertas del patio: entre 5.00 y 3.000 euros. Este tipo de puertas suelen tener un coste superior para poder soportar las inclemencias del tiempo.

-Hacer un porche: entre 100 y 750 euros por metro cuadrado. Este tipo de espacios suelen requerir de más tiempo por parte del profesional por lo que el coste suele ser más alto.

No obstante, debes saber que estos son solamente precios orientativos y que cada caso es diferente. Además, si buscas bien es posible que puedas ahorrar mucho dinero tanto en materiales como en mano de obra. Y es que sin tener que renunciar a la calidad, es posible adquirir todo lo necesario en tiendas de liquidación o que cuenten con ofertas interesantes.

Por otro lado, debes saber que en nuncamas nos adaptamos a tu presupuesto. Solamente tienes que encargar tu tarea a través de nuestra web y decirnos cuál es el presupuesto que puedes gastar. Si no sabes cuánto cuesta reformar una casa, no te preocupes porque nuestros profesionales te ofrecerán varios presupuestos para que puedas elegir el que más te convenga. En el día y hora que decidas nuestro equipo visitará tu domicilio para empezar el trabajo.




Calentador de agua: problemas más frecuentes y cómo solucionarlos

El calentador de agua es uno de los componentes más caros de la instalación de fontanería de una vivienda.. por eso, cuando algo no está funcionando como debería puede causar mucho estrés y muchos quebraderos de cabeza. Afortunadamente la mayor parte de las averías de un calentador de agua son fáciles de solucionar, algunas reparaciones incluso podemos hacerlas nosotros mismos. No obstante, cuando hablamos de averías más complejas, es importante que no toques nada y llames cuanto antes a un fontanero. Para los problemas sencillos, a continuación te traemos las indicaciones sobre cómo hacerlo.

¿Cómo funcionan los calentadores de agua?
El funcionamiento de un calentador de agua es bastante sencillo, técnicamente hablando. Este aparato cuenta con un tanque donde se almacena el agua, una toma de agua fría, una salida de agua caliente y un drenaje para la válvula. Los componentes que se encuentran dentro del tanque incluye una varilla que ayuda a evitar la corrosión del tanque, un elemento para calentar el agua y un tubo de inmersión que lleva el agua fría a la parte de abajo del tanque para que el agua que está más caliente salga primero.

Vacía el tanque del calentador de agua
Antes de intentar cualquier reparación, debemos drenar el calentador. Para ello, desconecta el calentador del suministro eléctrico o de la bombona de gas y deja pasar unos minutos hasta que se enfríe. Después cierra la toma de agua fría y coloca una manguera en la válvula de drenaje. Abre un grifo y pon el agua caliente para permitir que el aire fluya hacia el tanque durante el proceso de drenaje. Deja que toda el agua salga hacia afuera, pero ten cuidado ya que el agua podría estar muy caliente.

Enjuaga el tanque
Las averías de un calentador de agua más frecuentes pueden solucionarse solamente vaciando el tanque. Con lo cual es el mejor punto de partida cuando notamos un olor raro que viene del agua caliente o la presión no es suficiente. Para vaciar el depósito, cierra el desagüe y abre la válvula de paso. Esto permitirá que cualquier sedimento acumulado pueda ser drenado por el tanque. Puede que tengas que repetir el proceso varias veces antes de que el agua salga completamente transparente.

Si después de llevar a cabo este proceso, el problema no se ha solucionado, entonces es el momento de contratar un fontanero. La cuestión es que no siempre contamos en nuestra agenda con un fontanero barato y de confianza. En nuncamas queremos ayudarte y por eso ponemos a tu disposición un amplio equipo de profesionales que pueden ayudarte con las averías de un calentador de agua. Encarga tu tarea de fontanería en nuestra web, pide presupuesto a nuestros profesionales y quédate con el que más te convenga. En el día y hora que nos indiques, te enviaremos un fontanero a domicilio para reparar el calentador. De esta forma , además de ahorrarte mucho tiempo, te saldrá más barato. Sabiendo desde el principio lo que vas a pagar. ¡Sin sorpresas!