Nunca volveré a ver una película antes de leer el libro.

Sorpresivamente el mundo del cine nos da la posibilidad de adentrarnos de una forma u otra en la literatura, sea contemporánea o clásica. Las adaptaciones cinematográficas de alguna novela famosa han sido una explosión artística desde hace ya varios años. Grandes producciones cinematográficas han pasado años en librerías antes de que se decidiese siquiera considerar una adaptación a la pantalla grande; tales como el Señor de los Anillos, siendo ésta una vasta compilación de historias fantásticas que muchos años después de su publicación se consideró y se realizaron adaptaciones para cada libro. También han sido los casos de Sherlock Holmes y otro sin fin de éxitos de taquilla. Dejándonos así a la deriva, muchas veces terminamos viendo adaptaciones las cuales su novela literaria han sido una maravilla y desconocemos realmente su origen.

Recordé la famosa película del director Stanley Kubrick, “El Resplandor” que es una de las mejores películas de la época y una adaptación por su parte de la novela del famoso escritor Stephen King. De casualidad me prestaron la novela hace un poco tiempo y decidí tomarme el tiempo para disfrutar de tal clásico literario.

Para mi sorpresa además de ser una historia sumamente excelente, con una redacción impecable y ambiente aterrador; resulta ser bastante diferente a la vez a la adaptación cinematográfica, viéndome así en la expectativa de creer que conocía a fondo la historia porque había visto la película repetidas veces, no tenía idea de que podría encontrar tanta profundidad perdida en la novela. Cosa que es común en este tipo de artes, cada director o productor busca darle su personalidad a la producción que está por realizar. Pero he encontrado la novela muchísimo más gratificante y aterradora que la película.

No estoy diciendo que una sea o no mejor que la otra, pues ambas son obras maestras de grandes personajes del arte. Pero lo que respecta a mí, me he inclinado por la decisión de no ver una adaptación más sin antes leer su novela y estar preparado para encontrar historias iguales pero al mismo tiempo totalmente diferente.