Nunca más creeré las cosas que diga Eduardo Inda

Aún se recuerda el testimonio del que fuera presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, al abandonar el club, donde venía a decir que el director del diario Marca “era un psicópata”. Quien dirigía los designios del periódico deportivo más importante de España en aquella época no era otro que Eduardo Inda.

Y es que si Inda se ha caracterizado por algo es por intentar mostrarse ante el público como un especialista en cualquier materia que se preciase. Lo mismo daba lecciones en economía que en política. O que en deportes, como en el tiempo en el que se convirtió en un tertuliano televisivo de polémicas del balompié, justo después de salir de Marca, cuando, entre otras cosas, llegó a aseverar que el entonces jugador del Atlético de Madrid Sergio Agüero vestiría sí o sí la camiseta del Real Madrid; su argumento se sostenía, principalmente, en algo tan laxo como que el Kun se había comprado una casa en la capital de España.

Pero los buenos contactos de Inda con las élites socioeconómicas del país le permitió convertirse en un hombre fuerte del diario El Mundo, llegando a realizar un periodismo de investigación que, en realidad, tenía más de filtración y agenda de contactos que de investigación.

Luego vino su etapa de tertuliano político en televisión, donde sus modales histriónicos y maleducados se convertían en el sello de la casa. Después vino una etapa en la que el propio Eduardo Inda se convirtió en su principal rival, merced a una serie de intervenciones públicas muy poco serias. Nunca más creeré las cosas que diga Eduardo Inda.

Con la posterior creación de OkDiario, Eduardo Inda tenía a su disposición un nuevo medio para decir todo lo que quisiera. Así, el diario digital que dirige fue condenado por el juzgado de primera instancia número 4 de Talavera de la Reina por una noticia referente a la Organización Impulsora de Discapacitados, donde se decía que la Unidad de Delincuencia Fiscal y Económica se encontraba investigando los pagos de su presidente a una fundación en Venezuela. Ahora, después de que Inda copiara de YouTube un documento para atacar a Pablo Iglesias, se han recogido 33.000 firmas para que la Fiscalía actúe contra Inda por “calumnias”.