Adios Canal Sur

La situación que Canal Sur Televisión vive es más que preocupante. La programación y la parrilla del ente público andaluz se han convertido en una especie de geriátrico, siendo las personas de la tercera edad las únicas que pueden mostrar cierta empatía con lo que va desarrollándose en la caja tonta.

Pero ahora una ola de basura se ha apoderado de parte de la programación. El programa Vaya Tela, conducido por Mar Vega, se encarga de poner en juego a la hora de la sobremesa todas las noticias de la crónica social más vergonzante; se trata de un espacio chismoso dirigido a un público claramente analfabeto o con problemas cognitivos, por lo que no resulta extraño que a diario Kiko Rivera sea una de las figuras principales.

Pero esta invasión de lo cutre y del periodismo rosa más vomitivo no queda ahí. Enrique Romero, habitual presentador de Toros Para Todos, dirige ahora cada lunes un programa homenaje a figuras del folclore andaluz más rancio. En la última emisión, el eje temático han sido nada más y nada menos que las sevillanas con temática rociera. Y es que no hay que dejar pasar por alto la detallada cobertura que Canal Sur da a la romería de la virgen de El Rocío, un evento que sonroja a cualquier persona con un mínimo de inquietud de progreso.csur

La Mañana con Ana parece ser el último gran invento de los programadores de la cadena; este magazine saca a relucir una vez todos los tópicos que avergüenzan a Andalucía y que impiden que pueda mostrarse al mundo como una región vanguardista y moderna. Por las tardes, Juan y Medio continúa intentando sacar de la soledad a los ancianos, aunque para conseguir su bienintencionado propósito tenga que someter a los invitados a una especie de tortura en la que, entre lloriqueos y sollozos, se ven obligados a contar públicamente todos los traumas dolorosos que tuvieron que pasar durante sus vidas.